martes, 3 de febrero de 2009

Entrevista a Pierre Lambicchi, Gran Maestro del Gran Oriente de Francia

¿Un retorno de las religiones?

Radio Nederland

Por: Raúl Zamora 25-12-2008

¿Hay un retorno en Europa a la espiritualidad ligada a las religiones? ¿Hay una amenaza de retorno a las querellas religiosas culpables de tantos horrores en el pasado? Hasta hace poco, en Europa se creía que las religiones y las supersticiones se replegaban. Max Weber en Alemania y Marcel Gauchet en Francia, entre otros pensadores, nos habían descrito "el desencantamiento del mundo", la liberación del hombre de la visión mágica y religiosa de la existencia.
Pero he aquí que las fuerzas religiosas se manifiestan con nuevas energías. Los movimientos espiritualistas estilo New Age dejan el primer lugar a las religiones monoteístas, por definición totalitarias, o totalizantes, de la vida social. Los integrismos se refuerzan y quieren imponerse, sea mediante el terrorismo islamista, sea por métodos modernos de propaganda y presión.
Radio Nederland entrevistó al respecto a Pierre Lambicchi, Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, la organización masónica más importante de este país.

En Francia -dice el Gran Maestro del Gran Oriente- se ha desarrollado el concepto de laicidad, es decir, de un espacio en la vida pública que sea neutro y que permita a cada cual expresarse en forma autónoma y sin presiones guardando para la esfera privada sus creencias y sus ritos. La laicidad no es un espacio pasivo sino combativo y el Gran Oriente ha decidido reactivar esta noción y el marco de la tolerancia contra las acciones que traten de impedir la libertad de los demás.

RNWO: Pero, ¿la laicidad puede sobrevivir frente a una ofensiva general de tipo religioso motivada quizás por una necesidad de los hombres de creer, de retornar a una visión mágica de la existencia?
Pierre Lambicchi: Es necesario tener una voluntad pedagógica. Hay dos posibilidades. Una, ponerse de rodillas frente al efecto mágico. Se ha inculcado tanto miedo a la muerte que las personas buscan una permanencia después de la muerte. La otra posibilidad consiste en apropiarse de su propia vida, construirse en su libertad de conciencia absoluta, en su espiritualidad.

RNWO: Esta espiritualidad es laica, es decir neutral, no es proselitista, varía de un individuo a otro, respeta la libertad de cada cual.
P.L.: Y este es un concepto que se orienta hacia el futuro porque en Europa vivimos un choque de civilizaciones. No podemos quedarnos en la unicidad frente al choque entre los conceptos judeo-cristianos, musulmanes, budistas y otros. Esta Europa necesita realmente un espacio filosófico y moral de paz, de cohesión, de tolerancia y libertad, es decir, de laicidad.

RNWO: Sin embargo, bajo las presiones religiosas, aparentemente la laicidad se debilita, ¿qué hacer concretamente?
P.L.: En Francia hay que hacer respetar la ley de separación entre las iglesias y el Estado. Esto es indispensable en nuestro país donde hay un choque de culturas. Nosotros interpelamos a los poderes públicos.

En Europa, añade el Gran Maestro, el Gran Oriente se ha inscrito recientemente en el Buró de comunidades de pensamiento a nivel de la Comisión Europea. Hasta ahora, había ahí solamente lobbies religiosos o sectarios. Ahora está presente la opinión de la Masonería a-dogmática, que no obliga a sus adeptos a creer en alguna cosa para existir. Luchamos para que nuestra palabra sea tomada en cuenta por la Comisión Europea. Van a unirse a nosotros otras obediencias masónicas a-dogmáticas. Hay que redefinir la laicidad, el espacio de paz, y defenderlo.
Cada vez que hay un proyecto en la Comisión Europea vinculado a los derechos humanos, a la libertad de conciencia, a la laicidad, nosotros recibimos ese proyecto para dar nuestras observaciones. Se trata de un trabajo que se hace antes de que el proyecto llegue al Parlamento Europeo. Porque ahí está el drama: el texto del proyecto llega al Parlamento Europeo ya trabajado por todos lobbies. Y los parlamentarios europeos tienen poca actividad en la discusión de los textos.

RNWO: ¿Y la Masonería logra ponerse al mismo nivel que esos lobbies?
P.L.: Estar al mismo nivel que los lobbies religiosos parece difícil. En principio la acción de los lobbies en Bruselas es una cosa muy mercantil, pero nosotros tenemos la fuerza de nuestra ideas y frente a este sistema llegaremos a hacer penetrar estas ideas.
RNWO: ¿Y cómo oponerse al integrismo religioso terrorista?
P.L.: El terrorismo es insoportable, cualquiera que sea la razón. La legitimidad para nosotros es electoral. El Gran Oriente va este año a desmontar el problema del comunitarismo que lleva a personas desesperadas a encontrarse en fenómenos desesperantes, estilo Hermanos Musulmanes. Hay un fenómeno económico y estamos inquietos porque el choque económico actual lo agrava. Económicamente podemos combatir al comunuitarismo. Hay que desarrollar la noción de ciudadanía para los europeos, los derechos pero, sobre todo, los deberes de respeto de unos y otros en este espacio de libertad que llamamos laicidad.